Losada asegura que toda la actividad industrial potencialmente peligrosa o molesta, como la que está instalada en San Diego, se trasladará al nuevo puerto.

El alcalde, Javier Losada, más allá de sus competencias, lo tiene muy claro; en cuanto el puerto exterior esté construido y entre en funcionamiento -a finales de este año y plenamente operativo, según los plazos acordados, en 2015-, las mercancías peligrosas no atravesarán más la ciudad y garantiza que, antes del mes de diciembre, habrá un pacto con la empresa Repsol para que se traslade a punta Langosteira.

«Sería incomprensible que hiciésemos un puerto exterior -que una de sus causas es evitar que entren petroleros en nuestra bahía, que los vecinos de Os Castros dejen de tener sobre sus casas unos depósitos y que la ciudad ya no tenga por el medio de sus calles un oleoducto- y que Repsol no se fuese de allí; no sería de recibo. Es más, en el momento en el que esté el puerto exterior, el alcalde no va a permitir que entre un buque petrolero en la bahía», aseguró ayer el regidor municipal en declaraciones a una radio local, que aboga por «esperar como en todas las obras» para ver cómo se trasladan las empresas desde los puntos de la ciudad en los que ahora están ubicadas, al puerto exterior y se produce el cambio de la fachada marítima que, según Losada, dará un nuevo aire a lo que ahora son los muelles y que pertenece a un proyecto del urbanista catalán Joan Busquets que precedió al encargo del plan general, pero que se complementa con este documento. «Con el puerto exterior operativo haremos la nueva fachada marítima», adelantó el alcalde, que confía en seguir abriendo la ciudad al mar a través de la urbanización de los muelles.

Losada asegura que toda la actividad industrial potencialmente peligrosa o molesta, como la que está instalada en San Diego, se trasladará al nuevo puerto porque, de ese modo, su trabajo será más fácil y porque los vecinos dejarán de convivir con problemas como los malos olores o las descargas al aire libre que ya se habían adherido a su día a día. Es por ello por lo que cree que todas las empresas se acabarán marchando para punta Langosteira y, de ese modo, harán que el puerto se financie.

Fuente:Laopinioncoruna.es

Pin It on Pinterest