Los bomberos han trabajado toda la noche en la extracción del gas que quedaba en el depósito incendiado y los vecinos desalojados volverán seguramente hoy mismo a sus casas.


Los vecinos del barrio de Zubileta de Barakaldo pueden respirar ya tranquilos, porque ha desaparecido todo tipo de riesgo después de que se haya controlado la alarma desatada tras el incendio en un depósito de gas de la empresa Profusa.

Los bomberos han trabajado toda la noche en la extracción del gas que quedaba en el depósito y es muy probable que el grupo de vecinos desalojado pueda volver hoy a sus casas. En cualquier caso, los técnicos permanecen en el lugar enfriando el depósito.

Según han informado fuentes del Departamento vasco de Interior, el incendio, que ha sido extiguido sobre las 04:00 de la madrugada, se originó ayer por la mañana tras explotar el gasoducto de un depósito de gas en las instalaciones de la empresa Profusa.

El incendio ocasionó lesiones leves a dos trabajadores de la planta y obligó a desalojar ocho viviendas del municipio y a acordonar la zona en unos 500 metros, ante el riesgo de una posible explosión.

La empresa afectada, Productos de Fundición SA (Profusa), se dedica a la producción de coque de fundición y cuenta también con una plata de cogeneración de electricidad de 7 megavatios que utiliza el gas de coque que se genera en su actividad principal, según la página web de la compañía.

El pasado 10 de marzo, el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco abrió a esta empresa un expediente sancionador por presuntas emisiones contaminantes, que están generando molestias a los vecinos de varios barrios de esta localidad.

Los vecinos, preocupados

Varios vecinos del barrio han declarado que en las cercanías de la empresa había un «fuerte» olor a gas desde el miércoles.

Berbixe Sasia, una mujer de 78 años que reside sola en la casa más próxima al depósito de gas, ha explicado que fue alertada del incendio por una vecina y que pudo ver las llamas desde su casa, poco antes de que llegaran los bomberos y les ordenarán abandonar la zona «por precaución».

En el control policial que impide el paso a la zona, otros vecinos del barrio, que no llega a la veintena de habitantes, han comentado que desde ayer había un «fuerte olor gas» cerca del depósito de Profusa.

Los vecinos han recordado que «muchas veces» se han producido escapes de gas en esta empresa, con avisos de la Ertzaintza a los residentes para que tuvieran precaución, pero han señalado que «hace tiempo» que no se daban esas fugas.

EITB.com

Pin It on Pinterest