Este estudio tiene por objeto mostrar la baja siniestralidad del transporte terrestre de mercancías peligrosas respecto al resto del transporte en España. Para ello se han elaborado una serie de gráficos donde se ilustran las conclusiones. Es de resaltar que en el transporte de mercancías peligrosas, la mayoría de los accidentes son debidos a factores humanos o fallos mecánicos del vehículo o convoy, siendo en pocas ocasiones debidos a fallos en los embalajes de las mercancías transportadas.

Además, en los accidentes con víctimas en el transporte terrestre, el porcentaje de éstas debidas a las mercancías peligrosas transportada oscila entre el 3% y el 7 % en los 5 años incluidos en éste estudio, siendo el resto de las víctimas debidas al accidente en sí.

La exigencia de capacitación profesional de los conductores de vehículos para el transporte de mercancías peligrosas, la observancia en el cumplimiento de los tiempos de descanso y demás normas más restrictivas a las que se someten, las restricciones al tráfico en determinados horarios y por determinadas vías, así como las condiciones que se imponen a los vehículos de este transporte, tanto en su construcción como en las inspecciones, han influido sin duda alguna en buena parte en los resultados tan favorables en cuanto a siniestralidad del transporte terrestre de mercancías peligrosas se refiere.

Ver PDF

Pin It on Pinterest