Los bomberos de San Sebastián controlaron ayer una fuga tóxica originada en una piscina de la Fundación Uliazpi, un centro de discapacitados intelectuales de San Sebastián. El suceso no causó heridos ni afectó a otros inmuebles.
Según fuentes de los bomberos de San Sebastián, la fuga se originó minutos antes de las 14.00 horas en la piscina de este centro, ubicado en la Calzada Vieja de Ategorrieta. La mezcla de restos de ácido sulfúrico con cloro provocó una nube tóxica, parecida a la que afectó a la talasoterapia La Perla el pasado 16 de noviembre. No obstante, la concentración de gas tóxico fue menor y ni siquiera fue necesario desalojar a los internos, que sí fueron trasladado a otras dependencias dentro del recinto de la Fundación Uliazpi.
El escape no afectó a ninguno de los usuarios ni fue necesario desalojar ningún edificio, precisaron los bomberos, que finalizaron su actuación sobre las 15.30 horas.

Diariovasco.com

Pin It on Pinterest