El alcalde ha remitido una carta al presidente de la empresa ferroviaria para «definir un calendario de actuaciones»

Con la intención de «definir un marco de referencia claro y un calendario de actuaciones» en relación al trasiego de las mercancías peligrosas de la estación de Tanos, el alcalde de Torrelavega, Ildefonso Calderón, remitió ayer una carta al presidente de la empresa ferroviaria Adif, Antonio González. «Creo que es fundamental mantener esta entrevista lo antes posible, no importa si en Torrelavega o en Madrid, para avanzar en un línea de trabajo eficaz, después de tantos años de resultados infructuosos», asegura.

Calderón reclama en su escrito a Adif que exponga con «transparencia y responsabilidad» las perspectivas que la empresa, dependiente del Ministerio de Fomento, tiene para la estación de Tanos «y en qué medida puede el Ayuntamiento cooperar en la búsqueda de una solución a este riesgo originado por las mercancías peligrosas y que tanta inquietud genera en nuestro municipio».
El eje trasero de un contenedor cisterna de butadieno se salió de la vía el pasado mes de mayo

El regidor popular recuerda al director de Adif el reciente nacimiento de la Plataforma contra las Mercancías Peligrosas con el propósito de denunciar la peligrosidad de las operaciones realizadas en la estación: «Este problema ha provocado varias situaciones de emergencia en los últimos años, de modo que no es la primera vez que los vecinos afectados exigen una solución ante la falta de alternativas, tras muchos años de instancias administrativas desde este Ayuntamiento y de conversaciones que no han derivado en una solución o alternativa a la situación actual».

Accidentes

El último accidente en la estación de Tanos se produjo el pasado 18 de mayo. El eje trasero de un contenedor cisterna de butadieno se salió de la vía cuando el convoy al que pertenecía abandonaba la estación de Tanos en dirección a Santander. No fue necesario activar los planes territoriales de emergencias, ya que el suceso no puso en riesgo a la población, según Protección Civil. Este accidente se produjo seis meses después (10 de noviembre de 2010) del descarrilamiento de un vagón de mercancías peligrosas, sin consecuencias.
La lucha vecinal contra las mercancías peligrosas se remonta al año 2000, cuando un centenar de afectados fue desalojado como consecuencia de un accidente que se produjo tras volcar un camión que transportaba butadieno y que acababa de cargar en la estación de Adif (antes Renfe). «Estamos en manos de la divina providencia», ha venido repitiendo en los últimos meses Emilio Pozueta, portavoz de la Asociación de Vecinos de Tanos.

eldiariomontanes.es

Pin It on Pinterest